¿Mejor estudiar poco o mucho antes para un examen?

¿Es mejor estudiar meses antes de un examen o en los días previos? ¡Un estudio te revela cuál es el mejor método!

¿Mejor estudiar poco o mucho antes para un examen?

¿Eres de los que estudia el día antes del examen a pesar de que siempre te han aconsejado lo contrario? Ahora, la ciencia afirma que puede que tuvieras razón en hacerlo porque estudiar cuando estamos estresados o presionados favorece el aprendizaje.

 

Así lo han asegurado los científicos de la Universidad de Bristol, al descubrir que las hormonas que se producen cuando estamos estresados ​​causan cambios en las células, permitiendo que los recuerdos se almacenen más eficazmente en el hipocampo, la parte del cerebro relacionada con la memoria.

 

De acuerdo con el profesor Hans Reul, quien dirige la investigación, las hormonas del estrés, como el cortisol y la adrenalina, cambian los genes dentro de las neuronas e incrementan su capacidad de aprendizaje.

 

Este fenómeno es llamado “modificación epigenética”, una alteración del genoma de las células para reprogramar el ADN en el cerebro y así aumentar o disminuir algunos genes.

 

El científico lo compara con el hecho de que siempre solemos recordar con mayor precisión las situaciones desagradables frente a las buenas.

 

“A menudo encontramos que los recuerdos desagradables son más recordados que los recuerdos agradables. Esto es debido al papel que el estrés juega en este ámbito, ya que es claramente importante desde un punto de vista biológico poder recordar algo que duele o nos amenaza” señala el científico.

 

books-1031699_1920

 

De manera, que las hormonas del estrés se unen a receptores específicos en el cerebro que mejoran el control de los mecanismos epigenéticos que están involucrados en el aprendizaje y la memoria.

 

“Las hormonas impulsan estos mecanismos epigenéticos de control y esto conduce a una mayor expresión de los genes que facilitan la capacidad de memorización. Así que, esencialmente las hormonas del estrés mejoran el proceso que normalmente se lleva a cabo cuando se está aprendiendo” asegura.

 

Sin embargo, el doctor apunta que demasiado estrés puede acabar produciendo el efecto contrario: “Cuando estamos muy estresados, no es posible recoger toda la información nueva en buenas condiciones. El cerebro entra en un modo en el que lo único que hace es reemplazar información por otra información, ya que la memoria no es eficiente. Por eso el estrés a largo plazo tampoco es bueno para el ser humano”.

 

Puede que estudiar en el último momento no sea siempre la vía más adecuada, pero si lo hacemos de vez en cuando, seguro que notamos que los conceptos se nos quedan grabados más fácilmente o, al menos, eso dice la ciencia.

Si te gustó esta nota, te recomendamos:

Dime como escribes y te diré como eres
Monstruos creados por niños, dibujados por artistas