5 Ejercicios para la columna vertebral que puedes realizar incluso en la oficina

Aquellos que pasan el día entero trabajando en la computadora o sentados, saben en carne propia qué es sentir dolor en la columna. Por eso, esto es para ti

5 Ejercicios para la columna vertebral que puedes realizar incluso en la oficina

Todos sabemos cómo el estado de la espalda influye en la salud del organismo en general.

Precisamente por eso Ciertas Cosas juntó para ti los ejercicios más sencillos y eficientes para la espalda que podrás realizar en cualquier lugar que te resulte cómodo. Solo necesitarás una pared lisa.


Cuello y cabeza

Acércate a la pared y empieza a «pegar» tu columna a ella comenzando por la parte baja. Pega el coxis y mantén la parte alta de la espalda encorvada para que no roce la pared. Poco a poco «estira» tu espalda por la pared. Mantén tu cuello encorvado como si te estuvieran jalando arriba por la parte parietal de la cabeza. Evita pegar demasiado el mentón a la clavícula. Mientras realizas este ejercicio, sentirás un estiramiento ligero en el área del cuello.


Parte superior de la columna

Ponte de pie al lado de una pared, baja los brazos a lo largo del torso con las manos mirando el cuerpo. Lentamente lleva los codos hacia atrás de tal forma que toquen la pared. Al mismo tiempo no muevas los hombros ni toques la pared con la parte inferior de tus brazos. Repite el ejercicio varias veces.


Hombros

Pega tu espalda a la pared. Lentamente separa el hombro izquierdo de la pared de tal forma que solo la parte inferior del omóplato quede unido a la pared. Repite lo mismo con el hombro derecho.


Lumbosacra

Pega tu espalda a la pared y dobla ligeramente las piernas en las rodillas para bajar un poco. Luego arquea la espalda para que la columna lumbosacra quede pegada a la pared. Para un mayor estiramiento puedes poner las manos sobre la cadera y presionar ligeramente hacia abajo enderezando las piernas a la vez. Realiza este ejercicio solo si no te provoca sensaciones desagradables en la cintura.


Coxis

Pega tu espalda a la pared de tal forma que tus talones queden a una distancia de 35-40 cm de la pared. Dobla ligeramente las piernas en las rodillas y pega la cadera a la pared. La parte inferior de la columna debe quedar unida a la pared sin provocarte incomodidad alguna. Repite el ejercicio varias veces.

Si te gustó esta nota, te recomendamos:

Una dificultad del amor que ni el psicoanálisis ni la neurociencia pueden resolver
¿Has probado alguna vez poner un broche en tu oreja?