7 sorprendentes razones por las que no vas al baño tan a menudo

¿Este tema se ha convertido lentamente en una pesadilla? No te preocupes, se puede solucionar.

7 sorprendentes razones por las que no vas al baño tan a menudo

Ir al baño, y en este caso no me refiero a orinar, es de gran importancia ya que es el mecanismo a través del cual nuestro cuerpo puede liberar toxinas. Idealmente deberíamos ir al baño todos los díasya que todos los días comemos y todos los días acumulamos desechos que necesitamos liberar. Sin embargo, hay personas que van sólo un par de veces por semana o incluso una vez cada 7 días yaunque no hay patrones de ‘normal’ o ‘extraño’ en general nos sentimos mucho mejor después de ir al baño.

¿Te sientes identificado con esta problemática? Entonces sigue leyendo porque puede que encuentres el origen del problema. Eso sí, nunca está de más ir al doctor.

1. No bebes suficiente agua

Si no bebes suficiente agua entonces tu cuerpo no está lo suficientemente hidratado como para realizar este proceso de forma óptima.


2. Estás tomando medicamentos

Los medicamentos muchas veces afectan la forma en la que nuestro cuerpo se comporta y pueden cambiar el estado de nuestro sistema digestivo.


3. Mucho estrés

Si últimamente has estado muy estresado y notas que eso coincide con lo que sucede cuando vas al baño, quizás sea hora de intentar respirar más profundo y descansar un poco más.


4. Los niveles de hierro en tu cuerpo son demasiado bajos

La falta de hierro puede provocar que el organismo tenga menos energía para evacuar desechos de la manera apropiada.


5. Tu dieta es baja en fibra

Si no comes fibra entonces costará que todo se mueva allá adentro y probablemente será un poco doloroso cuando vayas al baño.


6. No vas cuando sientes ganas y te aguantas

Si te la pasas aguantando porque estás muy ocupado puede que tu cuerpo ya no sepa cuando enviarte la señal correcta o que si vas sin ganas te cueste más evacuar. Es por eso que lo mejor es ir apenas tengas ganas.


7. Tu estilo de vida es muy sedentario

Si no te mueves, entonces le será un poco más difícil a tu organismo liberar desechos de la forma óptima. Intenta hacer un poco de ejercicio 3 veces por semana y pronto verás la diferencia.


¿Qué se puede hacer al respecto?

1. Comer algún alimento con fibra en cada comida

Frutas, verduras y cereales integrales. Mi alimento favorito es la avena al desayuno, al menos a mí me funciona bastante bien. Realizando este cambio y añadiendo alimentos verás que pronto tu salud mejora.


2. Ejercitar algunos minutos cada día

Moverse es importante para ayudarle a nuestro intestino a hacer su trabajo. No es necesario correr por horas… con que ejercites 20 o 30 minutos cada día caminando, trotando suavemente o haciendo un poco de ejercicios musculares es más que suficiente.


3. Beber al menos 1.5 litros de agua diariamente

Beber agua ayuda a que el cuerpo pueda depurarse con mayor facilidad. Haz que el proceso sea más fácil para tu cuerpo y tus órganos bebiendo agua con frecuencia. Todos somos diferentes, pero entre 1.5 y 2 litros diarios sería lo ideal.

¿Qué te parece? ¿Crees que puedas implementar estos consejos? ¡Cuéntanos!

 

Si te gustó esta nota, te recomendamos:

Un ex agente de la CIA confirma que Hitler fingió su muerte y vino a la Argentina
¿Puedes adivinar cuál de estas comidas rápidas tiene más calorías?