“¿Cuáles son tus defectos?”: La mejor forma de responder a esa pregunta en una entrevista de trabajo

Entrevista de trabajo. Ese momento donde te sientes inseguro de cualquier cosa: tu imagen, manera de comunicarte, tus conocimientos, experiencia y hasta si te has sentado de la manera correcta

“¿Cuáles son tus defectos?”: La mejor forma de responder a esa pregunta en una entrevista de trabajo

No quieres dar una mala impresión pero estás casi transpirando y para empeorar todo, llega la pregunta más incómoda.

¿Cuáles son tus defectos?

*Tú en la entrevista de trabajo.

No sabes qué responder, y no porque no tengas ninguno -tienes un montón-. Sino porque no puedes decir desde la entrevista que has llegado tarde hasta a tu presentación de tesis, tampoco puedes contarle al reclutador que acostumbras dormirte en el baño o que alguna vez iniciaste un altercado con un compañero. En cambio, das las preguntas más trilladas y comunes del mundo: “puedo serdemasiado perfeccionista” o “puedo asumir demasiada responsabilidad y no delegar“. ¿Es en serio? ¡Contratado por original!

El experimentado reclutador Chau Nguyen, que ha entrevistado a más de 50.000 candidatos y contratado a 4.000 te pide que dejes esas respuestas.

“Es como decir ‘Deseo la paz mundial’ (…) Crees que es inteligente convertir la pregunta en una oportunidad para alardear, cuando en realidad sólo te hace quedar mal”

Esas respuestas suenan triviales y falsas, y en esto coincidieron abrumadoramente diversos reclutadores que opinaron en el sitio web Quora.

¿Entonces qué contestar?

Antes de correr tienes que aprender a caminar. Primero debes entender por qué te están preguntando eso

“Esta es la oportunidad para que usted pueda demostrar que es humilde, consciente de sus limitaciones, y que está trabajando activamente para mejorarlas”.-Nguyen-

En pocas palabras, sé honesto.

“¿Sabes lo que más me impresiona? Cuando alguien describe una debilidad real y, a continuación, va a decirme cómo trabaja para reconocerla y funcionar con ella”.– Jae Lee Alexis, reclutadora-

Ella puso un ejemplo de un candidato que respondió de gran manera: “He tenido un candidato (lo contratamos) que me dijo que era difícil para él recordar las tareas de seguimiento, porque se centra mucho en lo que está actualmente frente a él. Luego pasó a describir la forma en que había usado el calendario de Outlook para administrar recordatorios, seguimientos, y adaptar su flujo de trabajo a ese ‘punto ciego'”.

Y da un punto muy válido para este tipo de respuestas: “Si no puedes hablar conmigo sobre tu mayor debilidad en una entrevista, me preocupa que vayas a ocultar errores y debilidades una vez que estés trabajando para mí“.

Admitir tu debilidad te da otro punto a favor: Demuestra que eres valiente y que buscas mejorar.

¿Y el humor? También se vale.

Para Gary Claassen, gerente de recursos humanos, la mejor respuesta que ha oído sobre la pregunta de “la mayor debilidad” fue: el chocolate.

“Se rompe el hielo, muestra que usted tiene sentido del humor, y por lo general provoca una sonrisa o la risa. Después de todo, quieres hacer que te recuerden, y mostrar al gerente de contrataciones que te sientes a gusto es un gran paso hacia caer bien”.

Posteriormente te vuelves a enfocar y hablas de algo real que estés trabajando para mejorar. ¡No todo iba a ser tan fácil!

¿Te ha tocado lidiar con este tipo de preguntas? ¿Cómo lo has resuelto? Por favor no me digas que aseguraste ser demasiado perfeccionista. 

Si te gustó esta nota, te recomendamos:

7 cosas sorprendentes que influyen en tus sueños
El lenguaje de la mentira: cómo detectar mentirosos usando el lenguaje