6 Personas que se casaron con objetos inanimados

¡Forever Alone! Extraño pero divertido... ¡Qué locura!

6 Personas que se casaron con objetos inanimados

Casi siempre el final perfecto para toda relación es contraer nupcias con el amor de su vida. Eso hace la mayoría para demostrar al mundo una unión que va más allá de un simple enamoramiento. Generalmente o, más bien, en el 99 por ciento de casos, quienes se casan son, por supuesto, seres humanos, de carne hueso, casi siempre hombre y mujer, aunque en los últimos años se han visto matrimonios gays que, en realidad, tampoco deberían tener nada de extraño.

Extraño sería, más bien, que una persona se casara con alguien o, mejor dicho, algo que no fuera humano. En la historia ha habido casos de gente que se enamoró de, no sé, algún animal o alguna planta, un amor tan fuerte y loco que incluso decidieron casarse a pesar de lo raro que todo aquello sería.

Sin embargo, en esta ocasión les compartimos de humanos de todo el mundo que mejor decidieron casarse o tener largos amoríos con objetos o cosas. Sí, así de descabellado. Llámese simplefetiche u “objetofilia”, aquí les presentamos a 6 personas que se casaron con objetos inanimados... 

1. Con una muñeca

 

Bueno, no parecerá tan descabellado porque hay muchos fetichistas. Sin embargo, un hombre conocido como Davecat decidió casarse con su muñeca Sidone Kuroneko, con la cual ya lleva muchos años de relación.


2. Con una almohada

 

En realidad no es una almohada común, se llama “dakimakura” y es una especie de almohada grande que se utiliza en Japón. A Lee Jyn Gyu, un gran otaku, decidió casarse con ella porque, en parte, su almohada tiene impresa la imagen de Fate Testarrosa, personaje de la serie “Lirica Nanoha”.


3. Con él mismo

 

Un chino de nombre Liu Ye contrajo nupcias con él mismo, aunque para su boda tuvo que imprimir una imagen suya tamaño real. El motivo de su enamoramiento: un profundo narcisismo.


4. Con el muro de Berlín

 

Eija-Riitta Berliner-Mauer se casó en 1979 con el muro que dividió en dos a Alemania. Comentó que su amor nació desde la infancia y que siempre sintió atracción por los objetos largos y delgados.


5. Con su auto

 

Un joven de nombre Nathaniel se enamoró de su chevy, tanto que le puso de nombre “Chase” y ya ha mantenido una relación larga y extraña con él.


6. Con la Torre Eiffel

 

Está bien que la Torre Eiffel sea una de las edificaciones más bellas del mundo, pero una ex militar de nombre Erika en realidad se enamoró de ella, con la cual se casó en el 2008.

Si te gustó esta nota, te recomendamos:

23 Personas que trataron de imitar PINTEREST pero fallaron horriblemente
10 niños que fueron vencidos por el sueño.