Si no puedes vencer el miedo, dibújalo

Un método sencillo para deshacerte de tus temores

Si no puedes vencer el miedo, dibújalo

Es imposible escribir objetivamente sobre el miedo. La mente inmediatamente comienza a analizar la información para tratar de correlacionarla con la experiencia. Para hacer frente a esta tarea, debes verte como un ser fuerte, que no es vulnerable, y tratar el miedo como si fuera una especie de enfermedad, que un investigador no puede padecer, en principio. Es difícil, pero vale la pena intentarlo. Sin embargo... ¿Qué es el miedo?

Desde un punto de vista médico, es un proceso fisiológico en la amígdala del cerebro. Desde el punto de vista psicológico, es un estado interior debido a un supuesto infortunio, un proceso dibujado de forma negativa. Sin embargo, a pesar de la actitud negativa hacia el miedo, la sociedad siempre está dispuesta a bombardear a una persona con frases típicas, como por ejemplo, «sólo los locos no le tienen miedo a nada».

¿Entonces, tener miedo no es tan malo? Por supuesto, si lo consideramos como una emoción que trabaja en conjunto con el instinto de autoconservación. Lo importante es que este «sentido útil» no se convierta en una fobia. Es como un camino resbaladizo, especialmente, en materia de irracionalidad. A pesar del hecho de que la muerte es un misterio y es inevitable, la mayoría de nosotros tenemos miedo a la muerte, aunque es irracional. El miedo primitivo e inconsciente al cuarto oscuro y a lo desconocido no lo puedes vencer con palabras bonitas.

Pero estudios recientes de los científicos han demostrado que la mayoría de la gente tiene mucho más miedo a las arañas que a la muerte. Esto es, sin duda, un capítulo nuevo y muy interesante en un tomo dedicado al miedo. Aportando mi grano de arena, me atreveré a suponer que lo principal no es el objeto, sino el ángulo desde el que se mire. No dediques tantos esfuerzos a superar el miedo. Esto te hará analizar, manteniendo todo el tiempo delante de tus ojos lo que te aterroriza. Sería mucho mejor si intentaras olvidarte de ello... o reconstruirlo. ¿Por qué, me pregunto, los directores de cine, con frecuencia, filman películas de terror y los artistas pintan cuadros que generan miedo? ¿Y el miedo sagrado del señor Edgar Allan Poe recreado en sus palabras? ¿Acaso, en esto, no está la pregunta principal: cómo superar el miedo?

Poneer tus miedos sobre el papel es una práctica bastante común. Mary Shelley y Howard Lovecraft hicieron una buena carrera literaria gracias a este hábito. Salvador Dalí también pintaba sus propios sueños y, a juzgar por algunos cuadros, no siempre soñó con los unicornios con cabellera del arcoíris. ¿A lo mejor vale la pena probarlo? Lo bueno está en que dibujando o describiendo sobre el papel tu propio miedo, tú pasas del objeto al proceso: «Por lo tanto, imagino mi miedo como un monstruo con cuernos y pezuñas. ¡A dibujar! Que los cuernos sean más grandes y las piernas más largas... O no, porque esto ya es como una vaca». Puedes dibujar el miedo de cualquier manera: divertido, pequeño, débil. Al fin y al cabo, lo puedes borrar. Para siempre.

Cualquiera que sea el camino elegido, te deseamos que derrotes todos los temores que te impiden ser feliz. El miedo a las arañas, puede quedarse.

Si te gustó esta nota, te recomendamos:

4 tips básicos para motivar a que ella se disfrace de tu fantasía sexual
Esta niña de 2 años con síndrome de down gano contratos de modelaje gracias a su sonrisa