Médicos esperaban que la yegua tuviera un potrillo normal. Pero vieron esto y quedaron impactados

“Nos dicen que nunca volveremos a ver esto”.

Médicos esperaban que la yegua tuviera un potrillo normal. Pero vieron esto y quedaron impactados

Es algo que pasa muy raramente. De hecho, el veterinario John Schlipf, sólo ha tenido 2 de estos casos en 30 años de carrera. Por eso, cuando se dio cuenta de que la yegua tendría mellizos, le dijo a sus estudiantes que prestaran atención porque quizás no volverían a presenciar algo así. El parto fue difícil, los pequeños Mocha y Cappuccino necesitaron cuidados especiales. Sin embargo, gracias a la ayuda de expertos y alumnos, pudieron mejorar y ahora corren animados junto a su madre.

Cappuccino es un potro juguetón y enérgico. Mocha también lo es, pero una deformidad en las extremidades lo hace mantenerse más calmado. Los veterinarios le pusieron vendajes, con los que pronto podrá recuperarse totalmente.

Los pequeños quieren estar junto a su madre constantemente, aunque a veces se alejan para correr y ejercitar sus patas.

El doctor Schlipf está muy entusiasmado por haber presenciado el parto. Nunca imaginó que vería algo así por segunda vez.

Los estudiantes también están fascinados por haber sido testigos. ¡Y adoran a los hermanos Mocha y Cappuccino!


Si te gustó esta nota, te recomendamos:

8 Fotos de perros que te harán cuestionarte la realidad
Perros vs. gatos, y la inteligencia de sus dueños