8 Recetas de helado bajo en calorías que no puedes dejar de comer

Lo delicioso no necesariamente te sube de peso

8 Recetas de helado bajo en calorías que no puedes dejar de comer

El helado es un postre querido por todo el mundo. En los días de calor es imprescindible, incluso en los días de frío los más aficionados de esta golosina no pueden negarse el gusto de comer helado de vez en cuando. Pero siempre hay que tener en cuenta que este postre en exceso puede perjudicar tu salud y, de paso, tu figura.

Para todos aquellos que no se imaginan sus vidas sin el dulce, Genial.guru comparte 10 recetas de esta golosina refrescante que no te subirá ni un kilo extra.

Hielo de frutas

Necesitarás:

  • 1 kiwi.
  • 3 fresas.
  • 1 durazno.
  • 2 tazas de té verde.
  • Endulzante al gusto.

Preparación:

  1. Corta las frutas en rebanadas delgadas y ponlas en moldes para helado.
  2. Agrega el endulzante al té verde y deja que se enfríe.
  3. Vierte el té en los moldes con frutas y llévalos al congelador durante un par de horas.
  4. Pon en cada molde un palito y manténlos en el congelador hasta que estén listos.
  5. Antes de comer, pon los moldes con helado en agua caliente un par de segundos para que las paletas se despeguen.

Helado de leche

Necesitarás:

  • 125 g de queso crema.
  • 2 huevos.
  • 1 taza de leche descremada.
  • 2 fresas.
  • Azúcar de vainilla al gusto.

Preparación:

  1. Licúa las fresas.
  2. Separa las claras de las yemas.
  3. Bate las claras a punto de nieve.
  4. Agrega el azúcar de vainilla y sigue batiendo, agregando poco a poco queso crema y leche, hasta obtener una masa homogénea.
  5. Agrega las yemas y bate nuevamente.
  6. Pon las fresas en la masa que obtuviste.
  7. Lleva el helado al congelador hasta que esté listo. Revuélvelo cada 30 minutos durante 3 horas.

Paleta de frambuesas

Necesitarás :

  • 300 g de frambuesas.
  • 1 taza de yogur natural (light).
  • Endulzante al gusto.

Preparación:

  1. Lava las frambuesas, sécalas.
  2. Agrega el endulzante y licúa hasta obtener un puré.
  3. Añade yogur y bate un poco.
  4. Pon la masa que obtuviste en un recipiente adecuado (es mejor usar un vaso de plástico desechable), lleva los futuros helados al refrigerador para que se congelen. Revuelve cada hora la masa.
  5. Conforme se va congelando, pon en cada vaso un palito para hacer una paleta.

Helado de pistachos

Necesitarás:

  • 200 g de queso crema.
  • 2 cdas. de pistachos.
  • 4 claras de huevo.
  • Endulzante al gusto.

Preparación:

  1. Pela los pistachos y muélelos.
  2. Bate las claras a punto de nieve.
  3. Mezcla el queso crema con los pistachos molidos y endulzante, y agrega todo a las claras batidas; bate todo nuevamente.
  4. Lleva la mezcla a un recipiente adecuado y guárdalo en el congelador durante 5 horas.

Sorbete de manzana

Necesitarás:

  • 2 manzanas.
  • 1/4 de limón.
  • 1 cdta. de miel.
  • 1/2 de cdta. de canela molida.

Preparación:

  1. Pela las manzanas, elimina los núcleos, pícalas en trozos y cocínalas hasta que se ablanden.
  2. Enfría la mezcla y licúa las manzanas cocidas.
  3. Agrega el jugo de limón con canela a la miel.
  4. Revuelve la masa de manzanas con la de miel y limón.
  5. Lleva el futuro sorbete a un recipiente y mantenlo en el congelador durante 1 hora.

Helado de plátano

Necesitarás:

  • 2 platanos.
  • 5 g de canela molida.
  • 100 ml de yogur natural.
  • Endulzante al gusto.

Preparación:

  1. Corta los plátanos en rodajas.
  2. Mantenlos en el congelador durante 1-1,5 horas.
  3. Luego de un tiempo, licúa los plátanos con yogur, canela y endulzante.
  4. Lleva la mezcla al refrigerador hasta que se congele completamente.

Helado con confitura de durazno

Necesitarás:

  • 200 g de yogur natural.
  • 4 cdas. de confitura de durazno.

Preparación:

  1. Revuelve todos los ingredientes hasta formar una masa homogénea.
  2. Ponla en un recipiente y mantén el futuro helado en el congelador durante 4 horas.

Helado de menta

Necesitarás:

  • 180 g de yogur natural.
  • 100 g de fresas.
  • Jugo de 1/2 limón.
  • 5 hojas de menta fresca.
  • 1 cda. de miel.

Preparación:

  1. Licúa las fresas.
  2. Agrega el yogur, el jugo de limón, las hojas de menta y una cucharada de miel, luego revuelve hasta obtener una masa homogénea.
  3. Pon la mezcla en un recipiente y mantenla en el congelador durante 6 horas.

Si te gustó esta nota, te recomendamos:

#Receta: Cheesecake rápido.
4 Sándwiches para aquellos que no tienen prisa

Seguinos

Tenemos notas nuevas todos los días. Síguenos, toma un descanso