Además de una propina generosa, esta mesera recibió algo más valioso

Recordará estas palabras durante toda su vida

Además de una propina generosa, esta mesera recibió algo más valioso

Una de la cosas más hermosas en el mundo es un acto de bondad espontáneo y totalmente desinteresado por parte de un extraño. Cuando alguien que no tiene nada que ver contigo, de pronto te trata como a su mejor amigo, te pones a pensar que tal vez este mundo aún tiene una esperanza.

Uno de estos milagros sucedió con la mesera Becky Nilsen. Un día, uno de los clientes le dejó una propina generosa, desproporcional a su pedido, y logró conmoverla hasta las lágrimas con una pequeña nota:

La vida es muy corta, anoche murió un amigo mío.

Por favor, ¡pase esta noche con la persona que ama!

¡La vida es demasiado corta!

Si te gustó esta nota, te recomendamos:

¡Apostamos a que no eres capaz de pasar este quiz de conocimiento general!
Esta fotógrafa arruinó su boda y los novios jamás tendrán un recuerdo