6 trucos para levantarte temprano y ser productivo

Para lograr un gran objetivo los expertos en productividad sugieren levantarse temprano.

6 trucos para levantarte temprano y ser productivo

“Se podría pensar que levantarse más temprano es sólo una cuestión de disciplina, pero en realidad se necesita mucho más que eso”, dice Julie Morgenstern, experto en gestión del tiempo y autor del libro “Nunca Revisar el Correo Electrónico por la Mañana”. Además, asegura que todo tu ecosistema se ha construido alrededor de dormir más tarde.

Cuando intentas cambiar tu rutina de la mañana varios obstáculos se interpondrán en tu camino, pero es posible superarlos. La clave es comenzar la noche anterior. Morgenstern te ofrece 6 estrategias para hacer el trabajo de levantarse temprano:

  1. Cambia tu forma de pensar
    Muchas personas luchan con dormir porque quieren hacer más cosas, les da ansiedad de separación del día. Pero Morgenstern enseña a sus clientes a pensar de manera diferente: “Considera dormir al principio del día siguiente”, ella afirma que este cambio de mentalidad puede transformar la forma de ver el sueño y hacerlo más emocionante. “El sueño se convierte en un elemento activo; que va a recargar tu batería.
     
  2. Ajústate a tu hora de acostarte
    Muchos de nosotros cuando ya estamos falta de sueño, el robar otra hora de sueño te estará ayudando para el fracaso. La única manera de tener éxito es ir a la cama más temprano. Determina el número de horas de sueño que tu cuerpo requiere y cuenta desde allí hacia atrás. “Levantarse temprano requiere un cambio fundamental en las vías neurológicas”, dice ella. “Mientras que el cambio tiene sentido total para ti el día anterior, en realidad es un trabajo duro a la mañana siguiente y requiere que rompas muchos de tus patrones”.
     
  3. Ajusta otras actividades nocturnas
    También tendrás que ajustar la hora de comer la cena, así como las actividades después de la cena, como la lectura, mirar la televisión, dice Morgenstern. No estás siendo realista si dices que vas a levantarte temprano, pero luego no construyes todo lo demás en tu día. También comer no menos de dos a tres horas antes de acostarse, es óptimo para ser capaz de conciliar el sueño y dormir bien.
     
  4. Prepárate para tu actividad de la mañana
    A veces lo que nos mantiene en la cama no es la fatiga, es el hecho que la tarea que hemos planeado por la mañana es abrumadora. Para realizar estas actividades de una manera menos desalentadora, prepárate la noche anterior y organiza tu equipo. Si estás planeando hacer ejercicio, establece tu ropa de gimnasio, tu colchoneta de yoga o zapatillas. Si vas a estar en tu computador, ordena tu oficina en casa, y pre-programa tu cafetera. “Comenzar algo nuevo puede sentirse complicado”, dice Morgenstern. “Tómate el tiempo para prepararte y así aumentarás tus posibilidades de éxito”.
     
  5. Apaga los aparatos electrónicos
    Al menos 90 minutos antes de acostarte, desconéctate de las actividades electrónicas, tales como ver la televisión, leer el correo, navegar las redes sociales o leer en un e-reader. “La revista Science dice que son fuentes de energía y que nos sobre-estimulan. Es como beber un Red Bull antes de ir a la cama, no hay forma de que te quedes dormido.”. Ella sugiere su sustitución por algo relajante, como escuchar música, dibujar, o preparar las comidas para el día siguiente.
     
  6. Crea una rutina previa a la hora de acostarte
    Date a ti mismo paz y tiempo para relajarte mediante la creación de una rutina antes de dormir. Por ejemplo, hacer un ritual de verificar las ventanas y cerraduras. Apagar las luces y estirar tu cuerpo o da un paseo. “Esta rutina te ayudará a conciliar el sueño de forma rápida y sencilla. También aumentará significativamente tus posibilidades de levantarse por la mañana”, dice Morgenstern.

Fuente

Si te gustó esta nota, te recomendamos:

Mientras algunos tiran las cajas de cartón, estas mamás crean con ellas un mundo mágico
Así lucía Mar del Plata en los años 50