Su bebé murió luego de nacer, pero ella pidió sostenerlo. Después de dos horas, escuchó un suspiro…

Kate Ogg dio a luz mellizos prematuramente, y su bebé Jaime, no sobrevivió al parto. Le preguntó a los doctores si podía sostenerlo para despedirse de él, y lo abrazó por dos horas. Y algo sucedió...

Su bebé murió luego de nacer, pero ella pidió sostenerlo. Después de dos horas, escuchó un suspiro…

Si te gustó esta nota, te recomendamos:

«Cómo dejé atrás la vida nocturna y conocí las ventajas de levantarme temprano»
7 Ilustraciones que retratan el antes y después de una ruptura amorosa