Te desafiamos a que veas este video y no sonrias.

No hay nada más contagiosa que la risa de un bebé. Regalale una sonrisa a tus amigos compartiendo esta nota.

Te desafiamos a que veas este video y no sonrias.

Si te gustó esta nota, te recomendamos:

Un joven escuchó a algunos adolescentes que se burlaban de la casa de un anciano de 75 años. Esto pasó...
Perdió su cara en un incendio y luego de un megatransplante logró tener una vida digna.