Maeby, la husky, se convierte en una cama improvisada

Este gato no tiene mejor idea que tomar una siesta... sobre un gigantesco perro.

Maeby, la husky, se convierte en una cama improvisada

La siesta de Maeby, la husky, es interrumpida por una adorable pequeña amiga, pero eso no parece molestarla demasiado. El nombre de la gata es Farina, y la verán dado a su amiga un pequeño masaje de espalda antes de encaramarse sobre ella para acurrucarse sobre su pelo. Aunque parece que Farina le está dando un masaje a Maeby, otra posible explicación para su comportamiento puede ser "amasarla". Este doblar rítmicamente sus patitas podría ser un modo de expresar su afecto. De acuerdo con PetMD, los gatitos amasan instintivamente la parte blanda de debajo de sus madres mientras maman para "estimular la producción de leche de su madre", pero ese es un comportamiento que los gatos no abandonan una vez que crecen. PetMD también especula que los gatos siguen amasando según crecen porque "asocian para siempre la acción de amasar con la confortable recompensa de mamar". Así, si su gato les amasa cuando le acarician, es posible que les esté devolviendo el cariño. O, como en este caso, puede que esté intentando expresarle su amistad a Maeby. 


Si te gustó esta nota, te recomendamos:

Animales con las manos en la masa
Animales en el útero