Federico Durand y como entrar en la música experimental sin salir lastimado

La música de Federico Durand es un tejido de sonido, busca la introspección y el placer a través de melodías simples. Federico adora los libros, el otoño, la poesía de John Keats, grabados botánicos y el té.

Federico Durand y como entrar en la música experimental sin salir lastimado

- Y vos, ¿Qué música escuchas?

Contestar puede ser un desafío. A veces simplemente con un “de todo” basta y sobra, pero el destino de tanto en tanto nos choca con el explorador, el detective, el curioso. Aquel que tiene la imperiosa necesidad de saber.,

Cuando aparece un “¿Qué es “de todo”?  Se nos paraliza el cerebro. Tenemos millones de cosas para contar, pero también queremos saber todo lo que el otro tiene para decir. Es en ese encuentro luminoso en el que la encrucijada de explicar nos pone tan ansiosos que no nos salen las palabras Las injustas etiquetas nos disgustan, pero al menos tenemos algo para decir en ese primer contacto con el otro.

 No hasta hace mucho la etiqueta elegida era “música experimental”, para mas tarde encontrarte en la difícil tarea de brindar una referencia a esa espantosa generalidad que largamos con impunidad. Es ahí donde entra Durand.

Desde Muñiz, en la provincia de Buenos Aires, un profesor de literatura con cara de sueño se divierte, redactando con sonidos, pequeños cuentos y fabulas, esos para escuchar con una buena ventana y un tecito en la mano. Federico Durand utiliza para su prosa colores pasteles que vibran en tranquilidad con destellos de luz traídos de la mano de campanas, piedras y voces de niños jugando en algún patio de escuela.

Cada canción es un cuentito, muchas veces sin tiempo, con un vidrio empañado delante de lo que hay para mirar y con una clara visión estética de lo que se quiere contar. Su música nos proporciona de espacio para poder movernos, para disfrutarnos y conocernos. En las piezas que nos regala podemos dedicarnos a seguir uno de los lugares que nos muestra, o perdernos en la conjunción de sonido, logrando un inacabable mundo de percepciones al cual podemos agregar nuestra propia conclusión.

Ofrecer una referencia que funcione como una llave para un nuevo mundo puede ser escalofriante. Ya sea que el curioso sea nuestro abuelo, un compañero del trabajo o cualquier otro que ha recorrido un camino musical distinto al nuestro, podrá asomar al  espectro experimental invitado por sonidos dulces, simples, amenos, abrazadores y calurosos.

Contacto:
http://federicodurand.bandcamp.com/
http://federicodurand.blogspot.com.ar/

 

Por: Nicolás L. Godoy


Si te gustó esta nota, te recomendamos:

Federico Durand y como entrar en la música experimental sin salir lastimado
Los mejores cantantes del mundo

Seguinos

Tenemos notas nuevas todos los días. Síguenos, toma un descanso