15 Cosas que las parejas felices hacen y que son más íntimas que el sexo

Aquí están 15 momentos íntimos que comparten las parejas felices y que no tienen nada que ver con el sexo.

15 Cosas que las parejas felices hacen y que son más íntimas que el sexo

El sexo es una parte importante en una relación, pero realmente te sientes más cerca de alguien cuando saben cosas uno del otro que no conoce nadie más, y esto por lo general pasa cuando la ropa aún esta puesta. Esos momentos no son necesariamente increíbles: son sólo pequeñas cosas especiales que pasan cuando encuentras a alguien que te hace sentir único.

A medida que te haces mayor, comienzas a darte cuenta de que quieres sentir intimidad con alguien a través de cosas que son más que el sexo. Deseas conocer a tu pareja, quieres compartir con él lazos y ambos quieren sentir cosas juntos.

1. Sentirse cómodos e incluso disfrutar largos periodos de silencio

No hay pláticas triviales. No hay obligación de discutir cosas que no importan. No hay comentarios sobre cualquier cosa o preguntas acerca de su trabajo. En cambio, toman el hermoso silencio, pueden sentarse y disfrutar la presencia del otro sin sentirse incómodos o extraños. Valoran ese tranquilo momento porque disfrutan a su pareja tanto que no sienten la necesidad de llenar un espacio de palabras sin sentido.

2. Cocinar juntos

La gente anda por ahí viviendo su idea de una vida glamorosa. Disfrutan comidas caras en un restaurante mientras ustedes están de pie frente a la estufa juntos, viendo hervir el agua y sintiéndose más juntos que nunca. Otras personas usan vestidos caros y trajes de tres piezas para la cena. Pero ustedes se sienten cómodos usando su pijama, y durante esos momentos nunca se han sentido más atraídos el uno por el otro. Uno de ustedes corta los pimientos mientras otro prepara la pasta, y a pesar de que es la cosa más simple, sienten que son una pareja estable que se complementa, y eso es todo lo que necesitan.

3. Se toman de la mano distraídamente

Miras hacia abajo en algún momento y notas que sus dedos están entrelazados. No tienes ni idea de cuánto tiempo han estado así. Podría acabar de suceder o podrían haber estado tomados de la mano durante los últimos 6 días. Sus cuerpos se sienten tan cómodos el uno con el otro que tocarse entre sí se ha convertido en algo completamente natural para ambos. Ni siquiera piensan en ello. Puede suceder cuando están viendo televisión, en el coche o simplemente cuando caminan por la calle. Y todo el tiempo sus manos están tratando de buscar las del otro.

4. Pueden beber juntos hasta emborracharse

Suele ocurrir sin previo aviso. Una copa de vino durante la cena tal vez se convierta en tres. A veces cuando llegan a casa uno de ustedes muestra un paquete de seis deliciosas cervezas. O puede pasar cuando están en alguna fiesta con sus amigos. Ya estás intoxicada con la sensación de estar ridículamente feliz con la otra persona, así que es bueno tomar una bebida que los hará un poco más felices. Los dos poco a poco comienzan a sentir los efectos del alcohol y sólo se intensifica el vértigo que sienten por el otro. Y entonces sucede: se convierten en un par de borrachos. Se ríen de cosas estúpidas, se complementan entre sí y se sienten muy agradecidos en ese momento por que han encontrado a alguien maravilloso.

5. Toman gloriosas y largas siestas no planificadas

Siempre es inesperado. Por fin llega un domingo en el que ninguno de los dos tiene planes u obligaciones. Disfrutan todo el día durmiendo; tal vez despiertan para comer un poco o para hacer algunas compras y finalmente, cuando regresan a casa, de alguna manera los dos son arrastrados de nuevo hacia la cama. En algún punto entre jugar bajo la sabanas y murmurar en voz baja sobre la cena, son presa fácil del sueño más cómodo. Es casi de noche de nuevo cuando se despiertan, pero no tienen ninguna prisa de hacer nada, debido a que están tan cómodos que es demasiado bueno para levantarse.

6. Se sorprenden a menudo con pequeños detalles

Nada espectacular o fuera de los límites. Sorpresas simples e inesperadas que hacen que tu pareja sonría. A veces, mientras vas al supermercado, te encuentras con su dulce favorito y lo llevas sólo para ver como sonríe por algo tan pequeño. Nunca tienen que hacer algo grande. Son simples regalos que logran hacer el día especial.

7. Son honestos

Hablan sobre sus secretos, metas, sueños, temores, defectos, fracasos y debilidades. Abrirse a otra persona por completo es una de las cosas más difíciles que una pareja puede hacer. Es la razón por la cual estas conversaciones te hacen sentir igual o más intimidad con tu pareja de la que experimentan cuando tienen relaciones sexuales. Saben las partes que odian y las que los avergüenzan uno del otro, y se aman de todos modos. Esa es la verdadera razón por la que son felices juntos.

8.  Se escriben notas

A veces una pequeña nota o una carta completa. Ambos saber que hay algo especial y raro en escribirle a alguien que realmente se preocupa por ti. Así que toman un momento para dejar una líneas escritas a mano que el otro pueda encontrar.

9. Sientes su felicidad como si fuera la tuya

Te gusta levantarte antes que tu pareja para llevarle una taza de café antes de ir al trabajo. Te gusta cocinarle la cena incluso si es algo simple aún cuando estás cansada y hambrienta. Lo haces la mayoría del tiempo porque es un sentimiento realmente íntimo, y tú eres feliz cuando pones a alguien primero que a ti misma, tratando de hacerlo reír y haciendo su mundo un poco más fácil.

10. Siempre dejan unos momentos cuando están juntos sin decirse nada

 

Porque a veces, eso es todo lo que los dos necesitan. Estar cerca uno del otro sólo por un segundo.

11. Duermen en la misma cama sólo para estar cerca del otro y quedarse dormidos juntos

Aún si es media noche, algunas veces uno de ustedes se acercará al otro sólo porque quieren, literalmente, dormir juntos. No se trata de querer tener sexo. Ambos aman el sentimiento de estar recostados con sus piernas entrelazadas, sus pechos subiendo y bajando al mismo ritmo. Abrir sus ojos en la madrugada y sonreír porque están seguros uno junto al otro y saben que estar cerca se debe a que se aman, no a lo que sus cuerpos pueden hacer para satisfacerse.

12. Son capaces de recostarse todo el día en el sofá

Estar sin hacer nada. Comer una cantidad inadecuada de comida chatarra, ver películas, abrazarse y sentirse completamente enamorados. Es mejor que estar revisando sus redes sociales, porque la sensación de no hacer nada al lado de tu pareja es mucho mejor. Tú no llevas maquillaje y nadie esta tratando de impresionar a nadie. Están siendo sólo ustedes mismos. Mientras estés en el sofá con la persona que amas, eso es más que cualquier otra cosa.

13. Tienen una cantidad excesiva de bromas

Ustedes dos, básicamente, tienen su propio idioma. Las bromas provienen de experiencias compartidas y de sus programas favoritos y de otras millones de cosas estúpidas que han hecho juntos. A veces sólo basta con mirarse uno al otro para saber qué es lo que están tratando de decirse. Este tipo de química no sucede mucho, y deben estar agradecidos por lo increíblemente cerca que los hace sentir.

14. Piden consejos u opiniones a su pareja

Ustedes confían en ambos y se admiran entre sí. ¿Qué crees que lo hace mejor? Una de las piezas más importantes de las relaciones es el respeto a las opiniones del otro. Tu pareja nunca tiene todas las respuestas, y tú tampoco, pero saber que tienen a su lado a alguien que siempre está apoyándolos es más que suficiente.

15. Se cuentan entre sí su pasado

Hablan de sus recuerdos de la infancia. De lo más vergonzoso que les sucedió en la universidad. De todo lo que quieren saber el uno del otro. Aún así saben que tienen el resto de sus vidas para descubrir sus misterios y para construir nuevos recuerdos en el camino.

Si te gustó esta nota, te recomendamos:

3 formas de aumentar el tamaño del pene
La era de la hiperconectividad