Un niño aprendió a decir "mamá" a pesar de que nació sin cerebro.

El pequeño puede moverse y respirar casi por sus propios medios porque posee un tronco del encéfalo, pero los médicos no le daban más que unos minutos de vida cuando nació.

Un niño aprendió a decir

Una mujer de Lanarkshire, en el Reino Unido, festejó como una verdadera victoria la primera vez que su hijo de dos años le dijo "mamá" debido a que el pequeño nació sin cerebro y los médicos pensaban que no iba a vivir más que unos minutos.

"Hace poco le estaba diciendo 'mamá' y aplaudía frente a él y se reía sin parar. Me miró y me dijo 'mamá'. Yo no lo podía creer. Me habían dicho que no viviría más que unos minutos y acá estaba, diciéndome 'mamá', algo que jamás pensé que escucharía", expresó Emma Murray sobre su hijo Aaron.

Murray, quien también es madre de un niño de tres años llamado Jack, se enteró que estaba embarazada de Aaron el mismo día que dio a luz, informó el sitio británico Daily Mail.

"Con mi hijo mayor no tuve dudas de que estaba embarazada, pero con Aaron subí muy poco peso, no tuve nauseas ni antojos y nunca dejé de tener mi menstruación", explicó la mujer. Pero la noticia del parto inminente no fue nada comparado con el diagnóstico que los médicos le dieron sobre su bebé.

Los médicos creyeron que Aaron no sobreviviría más de tres minutos después de nacer por una condición llamada holoprosencefalia por la que su cerebro no se había formado correctamente y no tenía lóbulo frontal, sólo el tronco del encéfalo que le permitía respirar, moverse y utilizar sus sentidos, por lo que parece.

Si te gustó esta nota, te recomendamos:

¿El tamaño importa?
Nuevos usos para estos ganchos de oficina.