Ellos quisieron un cambio en su vida y decidieron perder peso.

La fuerza de voluntad no requiere de Photoshop. Y esto es lo que nos demuestran estas personas, quienes decidieron dar un cambio a su estilo de vida y optar por vivir una más saludable.

Ellos quisieron un cambio en su vida y decidieron perder peso.

Ella pesaba 137 kilos, pero perdió 60 en un año y medio. Y aunque aún no ha llegado a su meta de pesar 70 kilos, Miss sunshine ha ganado la gran batalla contra la obesidad en su vida


Dalston nunca se dio por vencido ante la obesidad. Con 126 kilos inició su gran reto en abril de 2013. Para el 2014 ya había perdido 50 kilos. Ahora tiene 30 años y está feliz de poder haber cumplido sus sueños. Hoy tiene el cuerpo marcado y se retiró el exceso de piel con una cirugía plástica.


Él perdió 80 kilos en un año. El salir a caminar y dar pequeños paseos trotando en conjunto con una dieta estrictamente baja en carbohidratos, logró este gran cambio.


Ella es la famosa chica del vestido verde que ha inspirado a miles de estadounidenses con su gran progreso y su gran fuerza de voluntad para manejar su sobrepeso, nacido a raíz de desordenes alimenticios como la anorexia. Tras haber luchado con esta enfermedad, consiguió la estabilidad emocional a través de la buena alimentación y el ejercicio.


Tras vivir un matrimonio lleno de violencia psicológica, la australiana Tracey subió unos 120 kilos luego de haber pesado 60 a sus 30 años cuando se casó. Cansada de los malos tratos, se divorció y comenzó una nueva vida, actualmente tiene 43 años y pesa 63 kilos. Su método fue dejar de comer azucares y ejercitarse a través de la zumba.


Él logró perder 80 kilos en su primer año. Un año más tarde logró su meta de pesar 90 kilos. Ahora es un hombre diferente, si no fuera por el rostro afirmaríamos que es otra persona. Sin duda un guerrero, perder 195 kilos en dos años es todo un reto.


Para su cuarto aniversario de boda hicieron una sesión de fotos vestidos de novios, ¡pero con menos de 100 kilos entre los dos. En dos años ella bajó 49 kilos y él 58 kilos. ¡Gran esfuerzo! El apoyo y la motivación en la pareja es primordial.


Luego de una frustrada y triste infancia y adolescencia, problemas de depresión e incluso intentos de suicidio, este joven fue apoyado por la casa de asistencia en donde fue recibido. Por sus graves problemas de salud y costó para este lugar de acogida, se convirtió en un candidato ideal para el bypass gástrico. Luego de haber pesado 164 kilos llego a pesar 77. Su camino no ha sido sencillo pues la dieta después de realizarse la cirugía no es nada simple.


Ellos no están seguros de cuántos kilos son los que han perdido, sin embargo, a cuatro años de haber eliminado las azucares de su vida, han logrado grandes resultados.


Cuando su médico lo diagnosticó con obesidad mórbida en segundo grado, Jonah se deprimió bastante, y fue esa depresión lo que lo impulsó ha realizar este cambio. En ese entonces pesaba 108 kilos y tenía sólo 22 años. Un año más tarde había llegado a su meta con sólo ejercicios de cardio y una dieta baja en carbohidratos. Hoy pesa 77 kilos y se realizó la cirugía para eliminar la piel sobrante.

 

Si te gustó esta nota, te recomendamos:

Existen 6 tipos de relaciones
10 Elegantes looks con un toque de audacia